Acebos de Robregordo

 

 
Crónica de la ruta por Jorge Ortega (11 años)
 Nos encontramos mi padre y yo con Fernando, Gregorio, Marimar y Raúl para hacer una ruta de
bicicleta de montaña.
Empezamos en un pueblo llamado, me parece Robregordo.
Desde el principio de la ruta, era cuesta arriba. Ya casi arriba había una intersección hacia
abajo, pero no, nuestro amiguito Gregorio dijo tan pancho: ¡venga ala! para arriba.
Siguiendo hacia arriba, había otra intersección y aquí si que giramos. Era un camino llano,
bastante agradable.
Luego nos metimos por un camino entre árboles con sombra y aparte de eso era bajada, o sea
un lujo.
Al final de la ruta vimos unos cuantos motoristas haciendo saltos con la moto. Atravesamos el pueblo de Robregordo y nos montamos en los coches.
Fuimos a comer a un restaurante donde la comida estaba riquísima. Después de comer nos 
despedimos todos y dijo Gregorio: Cada mochuelo a su olivo.
Jorge Ortega

                                                                                                 


Pincha sobre los rutometros para ampliar