Bosque de Boadilla

 

 

Javi, Gregorio y un servidor (Fernando), llegamos a las diez de la mañana al lugar de la quedada (Casa de Enrique), donde éste esperaba nuestra llegada.

La mañana muy soleada aunque fresca al principio, invitaba a dar pedales y  todo hacía presagiar (como así ha sido) que pasaríamos  un agradable rato recorriendo el bosque de Boadilla.

Con ganas de agradar al personal, Enrique buen conocedor del terreno había planificado concienzudamente esta ruta y no nos ha dado mucha caña (mañana tiene previsto hacer los 100 Km. de la vuelta exterior al Pardo y recordaba el conato de motín del sábado anterior en la cumbre del Ecce Homo), por lo que hemos podido ir charlando de nuestras cosas a la par que dábamos pedales. Al ser pequeño ese enclave, le hemos dado varias vueltas. Las subidas las hemos realizado por sitios con poca pendiente y las bajadas, por entretenidos caminos y senderos, algunos con pequeñas trampas advertidas de antemano por el anfitrión. Al final han salido unos muy agradables 29 Km., rematados con unas birritas y aperitivos variados en casa de Enrique.

Fernando.

 

Otro comentario

Efectivamente decir que Enrique hoy  se ha aportado bien con “la parroquia” es decir no nos hemos perdido… J no hemos tenido que caminar con la bici al hombro grandes y largas pendientes… J En fin un paseo como “Dios manda", siempre circulando por un precioso bosque, vamos que muy agradable.

Gracias por las birras y sobre todo por los mejillones J ¡que buenos!

Gregorio.

 

 

 

 

Perfil y mapa de la ruta