Castillitos

 

 

Mazarrón 5 de agosto, llevamos una semana con un calor sofocante y con una humedad relativa del aire del 85 %. Los que habitualmente vivimos en el interior las estamos pasando canutas, solo se esta bien en la playa.

Aun asi decidimos hacer la ruta de  “Castillitos” debemos estar un poco locos….

Quedamos a las ocho de la mañana para intentar rodar con un relativo frescor, somos tres ciclistas: Fulgen y Mariano dos “murcianicos” de pro  y yo mismo.

 

 

 

Atravesamos el Puerto de Mazarron  charlando sobre futuras rutas por la región y tomamos la carretera que nos lleva a Cartagena por el Cedacero. Llegamos al primer desvío a la derecha que nos conducirá a Campillo de Adentro, un poco mas de pedaleo y llegamos al camino militar, que nos sale a la izquierda y  que nos conducirá a “Los Cañones”.

La subida de cuatro kilómetros es “durilla”, sin un momento de descanso y además el calor aprieta ya de lo lindo. Coronamos y tomamos desvío a la izquierda, comienza una bajada de un par de kilómetros que hace que nuestras piernas se recuperen un poco, pero de nuevo otro repecho de un kilómetro nos espera, una vez superado ya tenemos a la vista las primeras edificaciones. La fortificación a pocos kilómetros de Cartagena es realmente espectacular impresiona ver esas gigantescas maquinas de guerra.

 

 Desde la antigüedad el puerto de Cartagena  ha sido objeto de deseo de los distintos pueblos que desfilaron por la península Ibérica. Los primeros en descubrir sus excelencias fueron los cartagineses, quienes la convirtieron en una de las principales bases militares y comerciales de todo el Mediterráneo. Posteriormente, romanos, visigodos y musulmanes entre otros anclaron sus naves en esta estratégica dársena.

En 1912 se elaboró el Plan de Defensa de Costas donde se establecía como prioridad la defensa de la base naval de Cartagena, con la construcción de una serie de baterías artilladas con piezas de costa y antiaéreas, distribuidas por los distintos montes y cabezos que rodean al puerto. En  1930, se construye Castillitos Con ella se trata de evitar que cualquier flota enemiga se acercara lo suficiente como para alcanzar objetivos militares.
La batería de costa de Castillitos, esta emplazada en el Cabo

 

 Tiñoso, cerca de la Azohía, y actualmente se encuentra en relativo buen estado. Entre su abundante numero de armamento cuenta con dos gigantescos cañones de costa Vickers, con una longitud de más de diecisiete metros. Sus disparos alcanzaban una velocidad de 762 metros por segundo. Las piezas fueron traídas desde Inglaterra, las desembarcaron en Cartagena y fueron transportadas a la Azohía, donde se construyó un muelle para recibir el material, y de allí fueron llevados a Cabo Tiñoso para su montaje.

 Tomamos una buena cantidad de fotos para “inmortalizar el momento” y de vuelta a las bicis,  que aun nos quedan veinticuatro kilómetros de vuelta, que haremos bajo un sol de justicia.

 

 La bajada sin duda es lo mejor, alcanzamos velocidades de hasta 70km / hora, lo que nos obliga a aplicar los frenos con firmeza en la múltiples y cerradas curvas.

Por fin tras tres horas y diez minutos y sudando como auténticos pollos llegamos de nuevo a casa despues de 48 kilómetros de ruta.

Intento guardar el track del G.P.S. pero se ha “colgado” desde  el principio y no ha grabado ni un solo metro del recorrido, por lo que días después y en coche y andando hago el mismo recorrido para poder grabar el track. Veréis que las velocidades lógicamente no se corresponden a la de una bici, pero es que era impensable con esos calores repetir la ruta en bici.

 

 

 

 

Perfil  y mapa de la ruta