Colócate sobre la bici

 
 

Medidas de la bicicleta de montaña.

  Nuestra postura sobre la bicicleta debe ser lo mas eficaz posible para el pedaleo y lo mas natural para nuestro confort.  Veremos que combinar ambas cosas no es tarea fácil. Pero lo intentaremos.

Lo primero a tener en cuenta es que nuestro cuadro sea de nuestra talla.

Daremos algunos parámetros, si bien las últimas tendencias en bici de montaña semirigida van hacia cuadros levemente más pequeños y en bicis con vocación bajadora de doble suspensión son algo  más largos.

  La longitud A es la que determina la talla se mide desde el centro del eje pedalier hasta la terminación del tubo vertical.

El tubo horizontal B suele tener una acusada caída que nos dejara libertad de movimientos y nos permitirá bajar un poco la tija del sillín en descensos.

La pipa de dirección está medida por la letra C y tiene una longitud proporcionada a la longitud A para que el cuadro tenga la suficiente caída.

La longitud D (longitud de las vainas) determinara la capacidad escaladora de nuestra bici, entre los 40 centímetros las de mayor tracción y los 45 de las más estables pero menos ágiles.

La distancia entre ejes es la E. Suele estar en torno a 100 centímetros, aunque puede llegar a los 115 y mas en bicis de descenso, siempre buscando el máximo de estabilidad.

El ángulo del tubo vertical F oscila entre los 68º y los 75º cuanto mas pequeño sea este ángulo mas tranquila sera la bici.

El ángulo G variara entre los 68º y 72 º a mayor numero de grados mayor sensibilidad y agilidad en la direccion.

Por ultimo tenemos la medida H que es la que determina el avance de la horquilla, que suele esta entre los 35 y los 50 milímetros.

 Nuestra talla.

Esta vendrá determinada por la longitud de nuestra entrepierna que multiplicaremos por 0,50 y nos dará la medida del tubo vertical A.

 Altura del sillín

 La altura a la que debe estar el sillín, como regla general, debe ser la suficiente que nos permita pedalear sin mover las caderas, ni llevar las piernas encogidas, esto nos evitará lesiones.

Se puede cuantificar multiplicando la longitud de la entrepierna por 0,885. Mediremos esta longitud desde el eje pedalier hasta la parte más elevada del sillín.

Para descensos se puede bajar un par centímetros, lo que nos permitirá movernos con mas soltura encima de la bici.

La  tija del sillín debe sobresalir como  mínimo unos veinte centímetros del cuadro.

 Ajuste longitudinal del sillín

 Necesitaremos la ayuda de algún compañero que nos sujete mientras nos subimos a la bici, colocamos los pies sobre los pedales o calas y damos pedales en nuestra posición habitual, pero hacia atrás. Cuando la biela que esta adelantada esta horizontal la  rotula de esa pierna deberá estar alineada con el eje del pedal, si no es asi procederemos a adelantar o retrasar nuestro sillín.

 

 

 

 

    La medida del tubo Horizontal

 Esta es la medida B,  aunque es proporcional a la media A (esta proporción viene dada por el fabricante) depende también de la longitud y el angulo de la potencia.

Esta medida se consigue colocando el codo en la punta del sillín formando angulo recto con el bíceps y el antebrazo. Con la mano abierta y los dedos estirados deben faltar entre 3 y 6 centímetros desde el centro del manillar al final del dedo mas largo.

Todos estos ajustes se interrelacionan por lo que es bueno armarse de un poco de paciencia hasta conseguir una buena postura sobre la bici que nos hará mas placenteras nuestras salidas pero sobre todo y lo mas importante nos evitara lesiones.