El pedaleo

 
 

Cuando pedaleamos una gran cantidad de músculos de nuestro cuerpo se ponen en movimiento pero lógicamente son los músculos de la parte inferior del tronco los que más protagonismo adquieren. Cuadriceps, gemelos, glúteos y los tensores de las caderas se llevan el trabajo mas duro.

Una pedalada puede parecer algo sencillo, de echo lo es, pero no lo es tanto, sacarle el máximo rendimiento. Si la ejecutamos  mal  nos puede hacer perder parte de nuestro potencial, cansándonos antes de tiempo o simplemente no aprovechando bien nuestro esfuerzo.

Pensemos que el plato de nuestra bicicleta es la esfera de un reloj y las bielas las manecillas.

 

Primera fase de 1 de la mañana a 5 de la tarde:

Comienza nuestra pedalada.                                  

En esta primera secuencia aplicaremos el máximo de fuerza en nuestra pedalada ya que intervienen músculos poderosos como el cuadriceps que nos servirá para empujar el pedal hacia delante.

A partir de las 3 utilizaremos los glúteos para empujar hacia abajo.

Cuando nos acerquemos a las 5 utilizaremos los gemelos para extender el pie.

 

 

 

 

 

Segunda fase de 5 a 7 de la tarde:

 

En esta secuencia el uso de pedales automáticos es casi imprescindible.

Empujar hacia abajo en estos momentos es casi inutil.

Con los dedos del pie inclinados hacia abajo empujaremos con fuerza hacia atrás con los isquiotibiales y los glúteos haciendo el trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

Tercera fase de 7 a 10 de la noche:

 

Los músculos que levantan el pedal hacia arriba necesitan la ayuda de la otra biela, (que en esos momentos esta empujando hacia abajo), por lo que podemos tirar hacia arriba para aliviar la carga, este moviendo nos ayudara a “redondear la pedalada”. Cuando pasemos por las 9 serán los flexores de la cadera los que tendrán el trabajo, para ayudar podemos levantar los dedos de los pies.

 

Cuarta fase de 10 a 1:

 

Cuando pasemos por las 10 llevaremos las rodillas hacia arriba y hacia delante con los músculos flexores de la cadera.

 Llegando a  las 12 empezaremos a empujar con el cuadriceps para empezar de nuevo el ciclo.

 

Para comprobar si dais correctamente pedales os recomiendo soltar uno de los pedales y dar solo con una pierna.

Seguro que nos daremos cuenta inmediatamente de las cosas que no hacemos bien en nuestra pedalada particular y podremos ponerle remedio.