Garganta del río Moros

 

 

Visión de la ruta por Gregorio

 

Los “Humanos” Enrique, Javi, Dani, Guillermo y yo hemos quedado en la estación de El Espinar a las 10 am. Picachu y Rafa los “Maquinas” han quedado una hora antes y ya llevan 30 kilómetros rodados cuando llegamos ¡¡¡Qué par de cuñaooooos!!!

Iniciamos el suave ascenso de 15 kilómetros que nos llevara hasta el embalse de El Espinar entre frondosos pinares dejando el valle a nuestra derecha.

Hace una temperatura ideal pero tenemos un fuerte viento que hace que las nubes lleven una velocidad endiablada y  la sensación térmica es de fresco, aunque algunos sudamos lo nuestro en la subida, que sin ser fuerte y estar en unas condiciones que mas parece una carretera que una pista, no te deja ni un minuto de reposo.

Paramos unos instantes en el embalse de El Tejo y hacemos unas fotos de un curioso sifón al borde de la presa, suponemos que tiene la función de oxigenar el agua y depurarla.  Unos metros mas adelante Picachu y Javi nos demuestran como bajar una corta y empinada cuesta hacia el embalse sin perecer en el intento, la subida es imposible de modo que bici al hombro y listo.

Los paisajes de la garganta son realmente bonitos y el río baja con fuerza. Al fondo vemos El Montón de Trigo con sus cumbres nevadas

Por fin coronamos y comienza el descenso. En los arcenes aun hay bastante nieve acumulada. La pista de bajada esta en las mismas buenas condiciones que la de subida asi que plato grande, piñón pequeño y nos damos un hartón de pedalear, algunos sobrepasamos los 60 k/h, pero es que de verdad es una autopista sin un solo bache o reguero que llevarse a la rueda, tan solo alguna que otra curva con gravilla que a esa velocidad hace subir un poco la adrenalina. Magnifico Dani que con una bici rígida total nos demostró que se puede bajar muy, muy deprisa, aunque al final sus brazos estaban un poco cansados, normal.

Antes de darnos cuenta estamos de nuevo en la estación, punto de nuestra partida. Hemos hecho 30 kilómetros a una media de 14,6, la verdad es que la ruta no ha dado más de si. Hermosos paisajes, buena compañía y una ruta tal vea demasiado sencilla.

 

 

 

 

Visión de la ruta por Enrique

Hacía mucho tiempo que BttExplorer no organizaba una salidita fuera de Madrid, así que cuando Gregorio me lo propuso me punté inmediatamente. Aunque Jorge esta vez falló nos juntamos en la estación de El Espinar 7 amigos dispuestos a pasar un rato agradable dando pedales.

 La ruta discurrió desde la estación de El Espinar hacia la base de la cara norte del Montón de Trigo, pasando por preciosos bosques de pinos y abetos surcados por límpidos ríos de montaña, fruto del deshielo de la nieve de las cimas. Un paraíso increíble apenas a 80 km de Madrid, todo un lujo.

 La pista, al principio asfaltada, pierde la cubierta asfáltica a los pocos kilómetros y empieza a empinarse suave pero progresivamente, llegando a tener algunas rampas cortas pero interesantes.

 La bajada, al igual que la subida, es suave. Lo único que me llamó la atención fue el interior que se marcó Javi en una curva, dejándome tieso.

 Fue un placer conocer a Picachu, después de tanto tiempo de saber de él intercambiando mensajes, así como a Dani y a su amiguete, que ahora es también parte de la familia, y por supuesto, volver a ver a Rafa Maderuelo. De Javi y Gregor, que decir, son como de la familia J

 Enrique

Pincha sobre los rutometros para ampliar

 

Perfil y mapa de la ruta