Hoyo de Manzanares

 

 

DE HOYO AL  EMBALSE DE SANTILLANA

En una mañana de sábado en la que el frío viento invitaba a que nos quedáramos en casita al calorcito de nuestros edredones, los intrépidos Gregorio, Raúl, Mari Mar, y el que escribe estas líneas, nos pusimos en marcha a eso de las 10:15 a.m. con dirección a  nuestro objetivo.

 El primer tramo discurre por la Gargantilla, que es la urbanización que más nos gusta de nuestro pueblo, para llegar al parque regional de la Cabilda desde donde tomamos el tramo asfaltado de la vía-parque que une Hoyo con Colmenar Viejo, por el  que recorremos unos cinco o seis kilómetros.

 El segundo tramo se inicia en la pista de tierra que sale a la izquierda de la carretera.

Esta pista discurre entre fincas de reses bravas con el magnífico paisaje de fondo de La Pedriza. Este tramo que sigue el cauce del río Manzanares, nos permite llevar un buen ritmo de marcha, con subidas y bajadas en las que no cesamos de pedalear durante unos 10 Km. hasta alcanzar la carretera que une Colmenar Viejo con Soto del Real.

 El tercer y último tramo nos lleva por el carril-bici de la citada carretera, hasta nuestro objetivo, la presa del Santillana, que lamentablemente esta cerrada al público, aunque esto no impide que disfrutemos de la bella panorámica, que ofrecen el embalse y La Pedriza.

Esta parte fue la más divertida, con el vadeo de un arroyo y los toboganes de la zona, que sin duda pusieron la nota de color en esta ruta donde el constante pedaleo, puede llegar a ser monótono para los amantes de emociones fuertes.

A partir de este punto, iniciamos el regreso tratando de encontrar un punto resguardado del viento, donde poder comernos el bocata al calorcito del sol.

Tras reponer fuerzas continuamos marcha con el  viento de cara, y el culo dolorido, después de más de 40 Km. de caminos, y con la cruda certeza, de que las rutas en Hoyo acaban siempre en subida.

 Crónica de Emilio