La Barranca

 
 

Para el sábado, día 24 de julio, Juanjo nos propuso hacer una ruta muy bonita y quedamos a la 9,00 h. AM en la rotonda conocida como la “Sopa Boba”. Acudimos a la misma, además del proponente (Juanjo), Isabelo, José Luis (sobrino de Isabelo) y yo.

 Después de los saludos de rigor, nos pusimos a pedalear por esos caminos que para eso fue para lo que acudimos. Pronto fuimos llegando a Guadarrama para continuar en dirección hacía Los Molinos y seguir por caminos y senderos hasta llegar a Cercedilla. Una vez que llegamos a este pueblo de la sierra, nos dirigimos en dirección del Polideportivo de Fco. Fernández Ochoa, para tomar la ruta que nos llevará al Monte “El Calvario”, y que tendremos que subir parte del mismo para tomar la que nos llevará a La Barranca.

 Después de dejar el embalse de Navalmedio a nuestra izquierda, seguimos rodando por un sendero cuyos pinos nos envuelve con su sombra, haciéndonos disfrutar además de un paisaje espectacular, con una temperatura súper agradable. Poco tiempo después debemos atravesar con nuestras bicicletas por un arroyo para continuar nuestra subida y que de momento se nos va presentando, a pesar de la dureza del terreno, sin problemas.

 Poco tiempo después llegamos a una zona por donde discurre otro arroyo y próximo al mismo se ubica una fuente. Para llegar a la fuente, tenemos que atravesar un pequeño puente de madera, nos hacemos unas fotitos para el recuerdo y aprovechamos para parar, coger agua., admirar la belleza del entorno y el sonido de correr del agua, a lo que Juanjo rápidamente hace una foto al arroyo.

espués de esta paradita breve, continuamos nuestro camino que como es habitual subiendo, subiendo y siempre subiendo hasta que poco a poco pasamos por el “Pino Encadenado”. Pronto llegamos a un punto en donde si giramos a nuestra izquierda tomaríamos las dos famosas rampas de piedras hasta la estación de trenes de Navacerrada, pero si lo hacemos a nuestra derecha el camino se nos presenta más suave desde el punto de vista del estado que se encuentra el suelo por donde tenemos que rodar nuestras bicicletas. Este camino es el que tomamos para dirigirnos hacia La Barranca y el que nos conducirá hacia la carretera de Navacerrada. Cuando llegamos a la misma hacemos un descenso durante varios metros hasta llegar a una curva de la carretera en donde se ensancha, dando lugar a un área en donde divisamos vehículos aparcados, la cruzamos para acceder a un camino de tierra cerrado por una barrera para impedir el paso de los coches. Nosotros lo atravesamos con las bicicletas y subimos por el mismo, llevándonos hacía lo alto de “La Barranca”, ya desde aquí podemos divisar todo el VALLE DE LA BARRANCA.

 

El Valle de la Barranca es un valle de montaña situado a las faldas de la Bola del Mundo de 2.265 m. de altitud y la Maliciosa con sus 2.227 m. de la Sierra de Guadarrama (pertenece al Sistema Central). Situados en el noroeste de la Comunidad de Madrid entre los términos municipales de Navacerrada y Becerril de la Sierra. Posee un denso bosque de pino silvestre por donde discurre el afluente del río Manzanares que es el río Samburiel y desemboca en el Embalse de Navacerrada.

 

Después de esta breve descripción del entorno que estamos admirando procedemos hacer una paradita y reponer fuerzas, aprovechando la presencia de una senderista que tan amablemente se nos ofrece para hacernos una foto, intentando tomar la vista que tenemos del valle y del embalse de Navacerrada.

  Una vez respuestas las energías para continuar con la ruta, procedemos a bajar por el “Sendero Ortiz”, que salvo en algunos tramos con piedras, y en algunos otros con árboles caídos, no presenta gran dificultad para su descenso.

Una vez finalizado el descenso del mismo, llegamos a un camino de tierra por donde nos vamos encontrando con bastantes senderistas que vienen desde el hotel de “La Barranca”, situado enfrente del embalse de Navacerrada y antes de atravesar la barrera que impide la circulación de vehículos, paramos y nos dirigimos hacía una fuente que Juanjo nos indica que el agua que emana es muy fresquita, además de admirar la belleza del embalse, con sus patos salvajes y peces correspondientes desde un puente que lo atraviesa, a lo que aprovechamos para hacernos unas fotos.

Y a partir de aquí nos subimos a las bicicletas y disparados como balas nos dirigimos hacía los coches, pasamos por el pueblo de Navacerrada y una vez cruzado el mismo, nuestro amigo José Luis sufre un pequeño percance en los músculos de una pierna, así que procedemos a parar hasta que se le va pasando mientras que se va dando unos masajes. Una vez que se ha recuperado, continuamos nuestro camino ya sin ningún problema hasta el punto de inicio de la ruta.

 Llegados a nuestros respectivos coches, toca recogida de bicicletas saludos de despedida y todos con una cara llena de satisfacción por la buena mañana que hemos tenido y nos ha brindado nuestro gran amigo Juanjo al proponernos esta ruta tan fascinante, tal ha sido así que el sobrino de Isabelo ha quedado muy satisfecho y con ganas de repetir más rutas. Pues que así sea.

 Rosa

Perfil y mapa de la ruta
Descárgate el track de la ruta