Las Llanas de El Escorial

 

 

Dispuestos a realizar un paseíto montañés y que después de tanto tiempo entre turrones, mal tiempo y perezas varias salimos desde Colmenarejo Juanjo y el que suscribe, a las 9:45 (15 minutitos de cortesía por si aparecía algún miembro mas del equipo), con un tiempo que pintaba nublaete, ya en ese momento Juanjo comentó que no llovería, como mucho el chirimiri, y así fue, pues a medida que avanzaba el día, se despejaba mas, tanto es así que acabamos con un sol radiante y a una buena temperatura, (eso si, invernal).

Marchamos a buen ritmo toda la llanura del camino al camping, cruzamos el Escorial casi sin ser vistos, y enfilamos en la vuelta por las cancelas y los Arroyos como alma que lleva el diablo hasta llegar al punto de origen. No hubo paradas he incluso Juanjo me felicitó por la soltura con la que afrontaba el single track de estas zonas, aunque ya le dije que no tiene merito pues la Santa Cruz me da mucha confianza y son tramos que conozco con los ojos cerrados, (aun así no hay que confiarse). Cerramos la ruta sobre las 12 de la mañana, hora que nos sorprendió gratamente pues de esta forma nos daba tiempo a cumplir con otros deberes, eso si, con una mueca de sonrisa tatuada por el trabajo bien hecho.