Las Zetas de La Pedriza 2006

 

 

La cosa no estaba muy clara. El dia anterior diluvio por la tarde en Madrid y la amenaza de tormentas en la sierra para el sábado  era  patente, pero como estábamos con ganas  nadie se amilano y nos reunimos en Canto Cochino, Emilio, Raúl, Enrique, Isaac y yo mismo,

Comenzamos la ruta por la carreterilla asfaltada. Tenemos la intención de seguir nuestro libro de rutas habitual, que nos indica subir por la izquierda. Las rampas en el grafico del rutometro son algo mas empinadas por este lado pero también son menos kilómetros de subida, (unos doce). Nuestro buen amigo Enrique nos dice que por  la derecha  y en lugar de 12 kilómetros de subida nos metemos 18 interminables kilómetros “palcuerpo” eso si algunos componentes del grupo (entre los que naturalmente me incluyo) le recordamos durante toda la “subidita” ¡¡¡¡"lo agradecidos que le estábamos por el cambio de planes" !!!! y prometemos en la ascensión no hacerle caso nunca más :-)

El suelo esta hidratado, pero nada pesado y al tran tran coronamos a 1.750 metros. La sierra sin duda esta preciosa, aunque unos nubarrones más que feos amenazan lluvia, unas fotos en el nacimiento del Manzanares y tras el último repecho la bajada. No tiene ninguna complicación técnica, pero la velocidad que se puede alcanzar es realmente alta lógico si tenemos en cuenta que salvamos un desnivel de 650 metros en 12 kilómetros, además es una pista muy concurrida por senderistas, por  lo que es importante ir con mucho cuidado. Llego abajo y en dos minutos Enrique esta a mi lado, me cuenta que Raúl ha pinchado y que en unos minutos bajan, por lo que metemos las bicis en los coches y nos pedimos en el chiringuito de Canto Cochino una cerveza y un montadito de panceta para mitigar la dura espera J

Ya hemos acabado con nuestro particular “avituallamiento” y por fin llega Raúl, nos cuenta que ha  pinchado de nuevo, ya no tenia repuestos y estaba bajando con la rueda en el suelo, pero un alma caritativa, le ha dado una cámara de repuesto ¡¡¡Gracias amigo!!! (buena gente estos ciclistas).

Al cabo de un rato largo llegan Emilio e Isaac este ultimo ha pinchado cuatro veces y es que lleva unas cubiertas con muy poco balón y los llantazos se han cebado  con el. Bueno Isaac te toca pasar por caja y dejarte los euros en unas nuevas cubiertas, con mas balón, mas acordes con las rutas de montaña.

Nos tomamos el ultimo refresco comentando la jornada y nos emplazamos para el domingo que haremos Los pastaderos de Colmenar en una ruta inédita que nos ha preparado Isaac.

 

 

Pincha sobre el mapa para ampliar y ver el track