Una anécdota

 
 

El día 13 de noviembre salimos de ruta con nuestras bicis por el, Valle del Gasco.

Para mas información sobre esa ruta :       Las Matas - Torrelodones - Las M

Cual no seria nuestra sorpresa cuando al cabo de una semana, Emilio nos comenta  que ha leído en el periódico una noticia espeluznante y que podría estar relacionada con nuestra salida.

Nos manda el recorte de prensa y no salimos de nuestro asombro, la foto del periódico, no deja lugar a dudas ,es la presa que hemos visitado la semana anterior y el guardes con malas pulgas (al que se refiere el periódico) no puede ser otro que el que intento intimidarnos, no solo de palabra si no también con gestos de tirarnos piedras y que incluso llego a soltar a su perro, un enorme pastor alemán , que demostró tener mas inteligencia que su dueño y que lejos de mostrar agresividad, se puso a jugar con alguno de nosotros.

El cadáver encontrado, debía estar a muy pocos metros de donde estábamos, pero afortunadamente no vimos nada.

Después de estos acontecimientos creo que tardaremos un tiempo, en volver por aquellos parajes

Gregorio.

Una nota sobre la presa del Gasco

La Presa del Gasco se encuentra situada en uno de esos pequeños tesoros naturales cercanos a Madrid que sobreviven en zonas que, aún habitadas, mantienen cierto respeto por el entorno en el que se integran. 

Se trata de una monumental obra hidráulica de finales del siglo XVIII ubicada en una de las zonas más salvajes y agrestes del cauce del Río Guadarrama. El entorno es de una belleza espectacular

 La Historia de "La Presa del Gasco":

Carlos Lemaur, que algunos ilustrados como Jovellanos consideraron el mejor ingeniero de su época y que el mismo Goya inmortalizó en una composición grabada por Choffard (1788) fue quien abordó, bajo el reinado de Carlos III, la ingente tarea de proyectar el Canal del Guadarrama al Océano. 

El proyecto pretendía construir un canal navegable desde el río Guadarrama al Océano, el cual debería pasar por Madrid, Aranjuez, La Mancha y Sierra Morena, conectando los cursos de diversos ríos, desde el Guadarrama al Guadalquivir, con una longitud total de 771 km y un desnivel de 800 m .

 Lemaur realizó los estudios de nivelación y el cálculo de los costes en tres meses ayudado por sus cuatro hijos, dos de los cuales habían ingresado también en el Cuerpo de Ingenieros militares. Firmó el proyecto el 7 de noviembre de 1785 y dieciocho días mas tarde moría. Tras este fallecimiento, las obras fueron encargadas a sus hijos Carlos y Manuel, ayudados por sus otros dos hermanos.

 Según la investigadora Teresa Sánchez Lázaro, “El trazado que Lemaur propuso es, a la luz de la cartografía actual, correcto. El levantamiento topográfico ha resultado muy exacto. Por otra parte, se aportan soluciones constructivas para todos los problemas de desnivel. Han quedado patentes, sin embargo, dos inconvenientes que podrían hacer muy difícil su construcción y puesta en servicio: las larguísimas minas que se tendrían que construir en el último tramo de su curso, y el problema de abastecimiento de agua que lo podían hacer inviable desde el punto de vista operativo".

 En los primeros meses de 1787 comenzaron los trabajos de construcción de la ingente obra que suponía este proyecto, pero las grandes dificultades surgieron en sus primeros tramos debido a lo escabroso y rocoso del terreno, lo que, unido a la insalubridad del mismo, dio lugar a tener que recurrir a todos los condenados a trabajos forzados que se pudieron conseguir. A pesar de que las enfermedades hacían estragos en filas de los obreros, el canal avanzaba como un inmenso reptil con dirección a Las Rozas.

 En 1788 se acometió la construcción de la gigantesca presa que, según el proyecto, debía tener 93 metros de altura por 72 de espesor en la base y 4 en la coronación, con 251 metros de longitud. El macizo se formaba por dos muros de 2,8 metros de grueso enlazados con otros transversales, rellenándose los huecos con piedra seca y arcilla. 

El sitio de su emplazamiento está en el lugar que entonces se llamaba de El Gasco o estrecho de Peña y que actualmente recibe el nombre de El Fuerte, posiblemente por que éste fue el nombre que recibió la presa por su aspecto de fortificación. Curiosamente, en el eje y punto céntrico de la presa se sitúa el mojón o punto convergente de los términos de Torrelodones, Galapagar y Las Rozas.

 Ya se habían excavado 25 Km. del sinuoso canal y se había revestido en sus partes curvas con mampostería; se habían construido 37 acueductos, igualmente en mampostería; se había llegado al Km. 20,250 de la entonces llamada carretera de Segovia, hoy de La Coruña, al lado del cerro de La Curia, y la presa había alcanzado una altura de 57 metros, cuando el 14 de mayo de 1799, tras una gran tormenta y previsiblemente debido a los defectos en su ejecución, la presa se derrumbó, lo que, después de diversos informes, motivó la paralización definitiva del proyecto.

Todavía pueden apreciarse en algunos lugares del término de Las Rozas los restos de un canal que pudo haber sido y no fue. En la actualidad, la presa se encuentra en estado ruinoso después de doscientos años de abandono, e, igualmente, está abandonado y en ruinas la primera parte del canal que se construyó dentro del término de Las Rozas; aún hoy es posible apreciar algunos de sus restos, principalmente en las zonas que no han sido afectadas por las urbanizaciones.

        Texto de: www.geocaching.com