Valmayor

 
 

Sábado 24 de diciembre, nos encontramos con la familia Ortega, Gregorio y Fernando a la hora prevista en la rotonda del pueblo de Colmenarejo para dar la vuelta al embalse de Valmayor, ruta bastante llana, sin dificultades altas y propia para un día como hoy, en el que viene bien estirar las piernas dando unos pedales y así ganarnos la tan esperada cena de Nochebuena.

 La salida parte del propio pueblo,  en dirección al embalse y previo a enfilar la primera cuesta que se dirige a la ermita del pueblo nos cruzamos con los “Men in Black” encabezados por Rafa  que están realizando una ruta de treeking desde el Escorial a Majadahonda, donde nos saludamos para proseguir ruta.

En el primer descenso suave, Gregorio y Jorge optan por coger la “vía de servicio” que va paralela al camino, esta algo mas estrecha y revirada, donde ponen a prueba sus máquinas, siendo de agrado ir en paralelo a ellos y ver como la habilidad es un mérito en ciertas zonas.

Nos encontramos de frente el embalse, escenario de gran valor visual pese a la escasez de agua. Tomamos un tramo asfaltado dirección a la urbanización los Arroyos para en 1.5 km apartarnos y coger el sendero que va a dar a la base de la pequeña presa que tiene esta urbanización. Es aquí donde eufóricamente disfrutamos de sus estrechos y revirados giros, comentando su parecido a ciertas zonas de El Pardo. Cruzamos por el leve puente de piedra que queda descubierto por el bajo nivel de agua del embalse y que esta al pie de la presa de la urbanización, para seguir bordeando el embalse por la cara contraria.

Tras cruzarnos con amplios grupos de Beteteros y realizar algunas fotillos de saltos y demás, procedemos a cruzar unos de los picos del embalse a través de sus troncos de madera, donde mas de uno comprueba lo que es el equilibro con una bici en la mano y las zapatillas mojadas, ¿verdad Gregorio?

Seguimos ruta para volver a cruzar el embalse por otro puente también al descubierto por el poco caudal para llegar a la ermita de Valmayor, donde disfrutamos de su antigüedad, anterior a la iglesia de Valdemorillo y de sus vistas, ya que se domina toda la cuerda de la sierra de Guadarrama. Aprovechamos para hacer unas fotitos y proseguir ruta hasta cruzar la carretera de Valdemorillo-Colmenarejo, dejando a nuestra izquierda la presa del embalse y continuando directos a lo que era en su momento la antigua presa, lugar este poco frecuentado y de unas vistas impresionantes, donde tenemos que afrontar una ascenso bastante roto y cuesta de lo mas simpática para llegar al camino que va hasta Villanueva del Pardillo donde divisamos toda la población de Majadahonda.

Desde este punto, regresamos al pueblo para despedirnos ya que algunos mas que otros tenemos cierta prisa en acabar por otras obligaciones, no sin antes despedirnos y comentar lo grata que es esta rutita de aproximadamente 33km y sobre todo la compañía.

Saludos,

Antonio - Tiratealbarro