Algunos datos sobre Mauritania



 

 

 

La republica Islámica de Mauritania, limita al norte con el Sahara occidental y Argelia, al este y al sur con Malí, también al sur con Senegal, y al oeste con el océano Atlántico. El país tiene una superficie total de 1.030.700 km2 aproximadamente.

Su capital es Nuakchott

La mayor parte del territorio mauritano es parte del desierto del Sahara, y la única elevación importante es el macizo de Adrar con 830 mts de máxima altitud.

El único río con curso permanente es el Senegal, que sirve de frontera con Senegal.

El clima es desértico con escasas lluvias. El interior es muy caluroso, especialmente entre los meses de abril a octubre. El suroeste es muy húmedo de julio a octubre. La temperatura media anual varía de los 7º C a los 46º C. La costa tiene un clima más suave y algunas precipitaciones durante los meses de agosto y noviembre, teniendo temperaturas normalmente superiores a los 20º C.

 

Territorio y recursos.

A excepción de una estrecha franja en el sur a lo largo del río Senegal, el país se encuentra situado por completo dentro del Sahara. Las altitudes varían desde unos 150 m en el suroeste hasta unos 460 m en el noreste. Las temperaturas diurnas en la mayor parte del país alcanzan los 37,8 ºC durante más de seis meses al año, pero las noches son frescas. Las precipitaciones anuales oscilan desde menos de 130 mm en el norte hasta unos 660 mm en el valle del Senegal.

Recursos naturales.

Los grandes depósitos de mineral de hierro localizados en el área de F’Derik son el recurso más importante de Mauritania; también cuenta con depósitos de fosfatos, azufre e itrio.

Flora y fauna.

El norte de Mauritania cuenta con una escasa vida vegetal y pocos animales. Sin embargo, en el sur, en una franja de estepa, se pueden encontrar árboles de los géneros Acacia y Commiphoa, así como monos y leones.

Población.

La mayor parte de la población está formada por moros (de antepasados árabes y beréberes), muchos de los cuales llevan una vida nómada. Más del 90% de la población vive en el sur del país. Alrededor del 30% de la población son granjeros negros , africanos, asentados en el valle del Senegal. También existen otros grupos etnolingüísticos como los Ramana, Fulani, Kewri, Soninke o Wolof.

 

 

 Características de la población.

La población de Mauritania (según estimaciones para 1993) era de 2.124.792 habitantes, con unos 2 hab/km2 de densidad de población.

Divisiones administrativas y principales ciudades.

Mauritania se divide en 12 regiones, cada una administrada por un consejo, y un distrito que abarca la capital y mayor ciudad del país, Nouakchott que tenía una población (según estimaciones para 1992) de 480.408 habitantes. Otras destacadas ciudades (1988) son Kaédi (30.515 habitantes), un centro agrario junto al río Senegal, y Nouadhibou (59.158 habitantes), un centro pesquero y puerto marítimo, desde donde se exporta mineral de hierro enviado por ferrocarril desde F’Derik.

Religión e idioma.

El Islam es la religión oficial, profesada por cerca del 99% de la población. El idioma oficial es el árabe pero también se reconocen como idiomas nacionales el poular, el wolof y el soninke.

Educación.

El gobierno de Mauritania intenta ofrecer una educación primaria gratuita, pero este esfuerzo se ha visto dificultado por el carácter nómada de la población. A finales de la década de 1980, alrededor de la mitad de los niños en edad escolar acudían a la escuela primaria. Había casi 200.000 alumnos inscritos en las escuelas primarias y secundarias. De la educación superior se encarga la Universidad de Nouakchott (1981) y una escuela universitaria de administración pública, también en la capital.

 

Economía.

La economía mauritana se apoya principalmente en la ganadería, aunque va aumentando la importancia de la minería y la pesca. Mauritania depende mucho de la ayuda internacional.

 Los continuos años de sequía y la progresiva desertización ha arruinado grandes zonas de tierras cultivables. Su agricultura de subsistencia se basa en la producción de vegetales, maíz, arroz y otros, y cuenta con una ganadería familiar a la que se dedican la mitad de las familias mauritanas, especialmente en el sur del país, en las riberas del río Senegal. La pesca es otro de los recursos vitales para la alimentación de la población además de una fuente de ingresos públicos mediante la concesión de licencias de pesca a terceros países. La minería, especialmente el mineral de hierro ha experimentado una expansión importante durante el decenio de 1990. Otros sectores mineros en explotación o en proyecto son el cobre y el oro. De momento, las prospecciones petrolíferas y de gas no han dado los resultados esperados. Sin embargo, Mauritania es considerado un país excepcionalmente pobre que sigue dependiendo en gran medida de la ayuda externa, especialmente proveniente de los países árabes. Esta dependencia quedó puesta de manifiesto en 1991, cuando debido a su apoyo a Irak varios países árabes retiraron la asistencia que le venían prestando y la economía mauritana experimentó un derrumbamiento que le obligó a recurrir al FMI y al Banco Mundial. Las dos de instituciones ofrecieron el apoyo a cambio de un programa de reforma económica (el paquete de programas usual de economía de mercado, liberalización del comercio y la reforma monetaria) que pareció producir resultados positivos durante el decenio de 1990. Japón y EE.UU. son los principales compradores de Mauritania, mientras que Francia (30%) y España (26%), seguida por Alemania, los Países Bajos y EE.UU. son su principales abastecedores. Mauritania es miembro de la Comunidad Económica de Estados del Oeste de África (ECOWAS) y la Unión del Maghreb Árabe.

Ganadería y agricultura.

La ganadería es la actividad económica más importante. En 1994 se estimaba que la cabaña ganadera mauritana contaba con 4,8 millones de cabezas de ganado ovino, 3,1 millones de caprino, 1,1 millones de bovino y 4 millones de aves de corral. La agricultura se limita sobre todo al sur; los principales cultivos son el mijo, las legumbres, el arroz, las patatas (papas), los dátiles y el maíz.

Pesca.

Mauritania tiene un gran potencial de pesca marina y el gobierno ha tomado medidas para proteger sus áreas pesqueras continentales. En 1994 el total de las capturas se estimó en 296.627 toneladas.

Minería.

En 1994 la producción total de mineral de hierro, que procede fundamentalmente de los ricos depósitos del área de F’Derik, fue de 10,3 millones de t anuales. En 1978 se paralizó la minería del cobre, que había constituido un importante recurso hasta ese momento.

 

 

 

 

Moneda y comercio exterior.

La unidad monetaria de Mauritania es el ouguiya, que se divide en cinco khoums (en 1993, 122,981 ouguiyas equivalían a un dólar). El banco emisor es el Banco Central de Mauritania (1973).

En 1993 las exportaciones anuales, sobre todo de mineral de hierro, supusieron unos 282 millones de dólares. El valor de las importaciones, sobre todo de alimentos, maquinaria, materiales de construcción, petróleo y bienes de consumo, fue de unos 264 millones de dólares. Los principales intercambios comerciales tienen lugar con Francia, Italia, Bélgica, Luxemburgo, Alemania, España, Argelia, China y Japón.

 

Transportes y comunicaciones.

Los equipamientos de transporte cuentan con varias rutas aéreas y unos 7.558 km de carreteras y vías férreas. La autopista transmauritana se inauguró en 1978 y existe una línea férrea de 670 km que une Nouadhibou con las minas de hierro de F’Derik. En Nouadhibou y Nouakchott existen instalaciones portuarias de gran calado y aeropuertos internacionales. En la ciudad de Nouakchott se publica el único periódico de tirada diaria, el Chaab, en francés y árabe.

Industria y energía.

La industria supone sólo una pequeña parte de la base económica mauritana y se limita sobre todo a la transformación de pescado y otros alimentos. En 1993 la producción anual de energía eléctrica era de unos 164,6 millones de kWh, generados en su mayor parte en las centrales térmicas.

Gobierno.

Un golpe de Estado en 1978 suspendió la Constitución de 1961, que había sido promulgada poco después de que Mauritania se convirtiera en una república independiente, por lo que el poder legislativo y ejecutivo pasó a manos de lo que se conoció como el Comité Militar para la Salvación Nacional (CMSN), formado por un máximo dirigente, que actuaba también como presidente del país, y otros 23 miembros permanentes a finales de la década de 1980. El Consejo de Ministros, elegido por el comité, estaba formado por 22 miembros, dirigidos por un primer ministro. La nueva Constitución, aprobada tras un referéndum en julio de 1991, declaraba a Mauritania una República islámica, africana y árabe. La Constitución estipula la existencia de un presidente ejecutivo elegido para seis años y un parlamento bicameral, formado por una Asamblea Nacional y un Senado.

Judicatura y defensa.

El más alto tribunal de Mauritania es la Corte Suprema, cuya sede se encuentra en Nouakchott. La ley islámica desempeña un importante papel en el sistema judicial mauritano. Mauritania tenía un ejército de Tierra con 10.400 soldados, una Armada de 350 y una Fuerza Aérea de 250 a finales de la década de 1980.