Geocatching Raum 27-1-2007. 1ª Parte



 
 

De nuevo en marcha a la búsqueda de los puntos de Raum.

Esta es la ultima prueba, tan solo tres equipos, de los muchos que participan, han logrado todos los puntos, Carlos y su equipo, del que formamos parte, con otros compañeros, es uno de ellos.

Probablemente la organización intenta buscar el desempate pues los puntos de esta prueba están diseminados en los alrededores, entre otros del pantano del Atance y la sierra de La Muela, que parten por dos el recorrido y hace que la estrategia sea más complicada que otras veces.

Salimos en búsqueda de los ansiados puntos Carlos y Bryan, Mario, Luis y Sonia y Enrique y yo.

El dia es soleado pero el termómetro a medida que nos acercamos a la zona no deja de bajar hasta marcar los 4º bajo cero. Todo el dia estaremos en esos valores menos a la hora de comer en la que el astro rey nos obsequiara con un gradito sobre cero.

La pistas están sencillamente magnificas, pisamos nieve virgen en muchas de ellas, otras  tiene placas de hielo, algunas roderas profundas pero poco barro en general, incluso los vadeos son mas que sobre agua sobre hielo, de un espesor considerable, eso si espectaculares. Circulamos por zonas que nos recuerdan a nuestra querida Cuenca, con esas formaciones rocosas tan características

Los puntos y las fotos van perfectos y los capturamos poco a poco. Nos encontramos con más participantes del juego de orientación, entre ellos un precioso y muy amarillo V6 Runner con el escape retocado, (entre otras miles de cosas que lleva retocadas) que suena como una sinfonía maravillosa.

Después de comer y a instancias de Enrique, que ve un camino donde no lo hay, nos metemos en el peor túnel de rayado que recuerdo, “nuestras acariciadoras” son encinas y nos maltratan la carrocería de mala manera, en su descargo (por que es un buen amigo) diré que estaba todo nevado y no se veía bien, pero gracias a Enrique, mi Toy parece ahora una cebra, según Luis los rayones parecían estar hechos con un martillo y un cincel, esperemos que el Polish y mucha paciencia terminen por disimularlos.

Estamos pasando un dia de autentico lujo, el campo esta precioso, pero ya empieza a anochecer. Tan solo nos falta un punto y a por el vamos.

El punto en cuestión esta en Palazuelos. En ese momento encabezamos la marcha, bajamos por una pista como de un kilómetro, bastante empinada, Enrique me avisa de que puede estar helada, miro el termómetro 2º bajo cero, meto segunda y comienzo a tantear el freno muy, muy, suave a pesar de todo el abs entra en funcionamiento, todo controlado. Baja el resto menos Carlos, que se ha quedado algo rezagado haciendo la penúltima foto.

 Veo aparecer a Carlos por lo alto de la cuesta, saco la cámara para hacerle una foto, pero no tengo tiempo de nada, veo que viene derecho a un cobertizo, parece que no tiene el control total del coche, consigue esquivarlo en un alarde de pilotaje, pero ahora bastante descontrolado se va contra  una especie de aljibe de piedra y oigo un ¡¡¡CRASHHH!!!, por unos segundo pienso que se ha estampado contra el muro de piedra, pero afortunadamente el golpe solo se ha llevados el retrovisor, arrancándolo de cuajo, y un raspón,  muy profundo, casi es un corte, a todo lo largo del coche, que incluso le ha arrancado la aleta trasera. El  corazón me debe latir a mil pulsaciones por minuto hasta que les veo salir del coche sin problema.

Lentamente nos recuperamos del susto, pues la cosa podría haber sido mucho más importante, caso de un impacto frontal y es que las superficies heladas son intratables.

Reparamos los daños con cinta americana y apañamos el coche, como se puede ver en la foto, mejor que bien.

Bajamos hasta Sigüenza y nos tomamos un cafetín para recobrarnos del sustito y de ahí a casita comentado la jornada por las emisoras. En fin otro dia magnifico en  compañía de buenos amigos.

Pincha sobre las fotos para ampliar

Geocatching Raum 10-2-2007. 2ª Parte

Como algunos puntos no pudimos hacerlos por falta de tiempo el dia 27 de nuevo nos ponemos en marcha para capturarlos.

Tan solo dos coches, el Toy de Carlos como piloto y navegante y Enrique y Gregorio en el Mitchu.

Es increíble como ha cambiado el paisaje en menos de quince días, por supuesto que no hay ni restos de nieve, pero ni siquiera hay algo de barro que llevarse a las ruedas, aun asi los paisajes siguen siendo una delicia y el campo esta  magnifico.

Cruzamos el río Salado y nos encontramos con unas salinas, que ya utilizaban  los romanos. Visitamos la antigua factoría de la sal de la Compañía de las salinas de Imón y  de la Olmeda, que se encuentra en estado de restauración

Estamos intentando localizar un punto pero se nos resiste, las pistas que salen en los mapas que llevamos sencillamente “no están en el campo”. En un momento determinado Carlos tira por un camino y nosotros por otro, parece que no hay problema y que nos encontraremos mas adelante, pero no es asi, el camino que seguimos Enrique y yo no conduce a ningún sitio y cada vez nos aparta mas del dichoso waipoint.

Estamos en contacto por la emisora Carlos nos dice que ha logrado el W.P y decidimos dar media vuelta, con tan mala fortuna  que una de las numerosas piedras que “adornan” el camino de cabras por el que vamos raja una cubierta del Mitchu y eso que lleva una BF M/T nuevecita.

El gato de serie no levanta el coche ni en broma, “la suspensión más cuatro” del Mitchu esta decidida a darnos problemas. Buscamos una piedra grande y plana para suplementar al gato, pero no es suficiente, cambiamos el coche a otra posición para mejorar el trabajo del gato pero tampoco funciona,  encontramos  otra piedra de mayor tamaño y grosor y ahora,  por lo pelos el Mitchu “levanta la patita”. Cambiamos la rueda, nos reunimos con Carlos y nos damos un banquete, en una hermosa pradera, un poco tarde eso si (las cuatro de la tarde) pues la operación del cambio de rueda nos ha llevado una horita larga.

Asi que a la voz de ¡¡¡Este es el lugar, pero vamonos de aquí!!! nos largamos.

Terminamos con un par de puntos que no revisten ninguna dificultad y de vuelta a casa después de disfrutar de otra buena jornada de Todo Terreno.

Pincha sobre las fotos para ampliar