Meteorología


 
 

 

 

Con estas líneas pretendemos que todos conozcamos un poco más nuestra atmósfera y los fenómenos que en ella tienen lugar.

 

Trataremos de interpretar la información que nos suministran barómetro y termómetro, así como la forma, textura y altitud de las nubes, para saber si traen agua.

 

Veremos la información que suministran los mapas del tiempo, que utilizan los meteorólogos todo ello con el fin de saber si en  esa ruta 4x4 que estamos preparando, nos lloverá o tendremos un sol esplendido.

 

Será difícil acertar, pero no olvidemos, que con muchos más medios, los hombres y mujeres del tiempo también se equivocan.

 

ATMÓSFERA

 

Es la envoltura de la tierra, compuesta por una mezcla de gases, que incluso llevan en suspensión diversos cuerpos líquidos y sólidos.

 

    Hasta una altura de unos 30 km nos da una composición de un 78% del volumen en nitrógeno, 21% de oxigeno y 1% de argón, el resto esta compuesto por helio, kriptón, xenón, neón y por vapor de agua, este último influye notablemente en el comportamiento de la atmósfera debido a que su proporción es muy variable.

 

    De los cuerpos líquidos que se encuentran en la atmósfera el mas importante es el agua en forma de nubes o precipitaciones.

 

PRESIÓN ATMOSFÉRICA

 

Es el peso del aire sobre la superficie de la tierra. Ese peso es consecuencia de la atracción que ejerce la tierra sobre la masa de aire que la rodea.

 

    La presión atmosférica en un lugar determinado es el peso por unidad de superficie, de la columna de aire que gravita sobre dicho lugar.

 

    La presión normal a nivel del mar es de 760 milímetros.

 

    Las líneas que unen los puntos que tienen el mismo valor de la presión en un momento determinado se llaman isobaras.

 

    La diferencia de presión entre dos puntos situados al mismo nivel y separados por una unidad de distancia se llama gradiente de presión o también gradiente barométrico. 

 

    La presión es la variable principal con que cuentan los meteorólogos para la predicción del tiempo.

 

BARÓMETRO 

 

El barómetro es el instrumento para medir la presión atmosférica. Hay dos clases de barómetros, los basados en el experimento de Torricheli, o sea en la columna de mercurio, y los basados en las dilataciones y contracciones de unos tubos o cápsulas vacías que se llaman barómetros anaeroides, en estos últimos, la lectura es directa. Las escalas están diseñadas en milímetros o en milibares 760 milímetros es igual a 1.013,2 milibares.

 

PRESIÓN MEDIA A NIVEL DEL MAR

 

    Ya hemos dicho que la presión a nivel del mar es de 760 milímetros, o su equivalencia 1.013,2 milibares. La presión cambia rápidamente con la altura por lo que es necesario que todas las lecturas tengan la misma base para poder compararlas, y de ahí que las presiones de los mapas del tiempo estén referidas a la presión media del nivel del mar, es decir, 0 metros de altitud.

 

TEMPERATURA

 

    Es el grado de calor de los cuerpos. En meteorología es el estado de calor de la atmósfera.

 

    A mayor altura corresponde menor temperatura, ya que la atmósfera toma el calor de la tierra previamente calentada por el sol. El calor se propaga en la atmósfera por convección (ascensión vertical del calor) y por advección (transporte del calor por medio de las corrientes horizontales).

 

TERMÓMETRO

 

Están basados en las propiedades físicas de los cuerpos bajo la influencia del calor, la escala más generalizada es la centígrada o de Celsius, que da el valor 0º a la mezcla de hielo-agua (punto de fusión del hielo) y el valor de 100º a la mezcla agua-vapor (punto de ebullición del agua). La lectura se hace directamente haciendo coincidir  el nivel del mercurio con la raya correspondiente en la escala de graduación.

 

 PREVISIÓN DEL TIEMPO CON EL BARÓMETRO Y EL TERMÓMETRO

 

    Observación del barómetro. Sabemos que la presión media  a nivel del mar es de 760 mm, luego si el barómetro marca más, se dice que está alto y si marca menos que está bajo. Las oscilaciones del  barómetro se consideran pequeñas cuando no pasan de 0,4 mm por hora, grandes o considerables de 0,6 a 1 mm y de 1,5 a 2 mm, muy considerables.

  Si se mantiene fijo, tiempo fijo.

  Si oscila, tiempo incierto.

  Si desciende lentamente, empeoramiento duradero y si es descenso es rápido el empeoramiento del tiempo será breve.

 

    Observación del termómetro. En las observaciones del termómetro, lo mismo que en las del barómetro hay que partir de la temperatura media del lugar. Se considera que el termómetro ha subido o bajado moderadamente cuando difiere en 3 ó 4  grados de la misma hora del día anterior y considerable cuando dicha diferencia llega de 6 a 8.

 

     si permanece estacionario, tiempo fijo.

    En verano una subida considerable, anuncia tempestad.

    En invierno una bajada considerable, anuncia nieves.

 

NUBES Y SU FORMACIÓN

 

    Una nube es una porción de aire visible por haberse condensado en ella el vapor de agua en pequeñas gotitas o por haberse sublimado el vapor de agua en pequeños cristales, o por haberse congelado las gotas de agua en forma de esferas de hielo o por las mezclas de estos procesos a la vez.

 

    El aspecto de una nube depende esencialmente de la naturaleza, número y reparto en el espacio de las partículas que la constituyen. Depende también de la intensidad y del color de la luz que la nube recibe del sol, así como de las posiciones relativas del observador. Las nubes están en constante evolución y por ello se presentan en infinidad de formas, si bien se han dividido atendiendo a su género en 10 clases.

 

 

 

    Cirros: Nubes separadas  en forma de filamentos blancos y delicados o de bancos o franjas estrechas. Tienen un aspecto fibroso (de cabellos) y se encuentran entre los 6.000 y 10.000 metros de altitud.

 

 

    Cirrocúmulos: Bancos o capas delgadas de nubes blancas sin sombras propias compuestas de elementos muy pequeños en forma de glóbulos, de ondas dispuestos más o menos regularmente. También se encuentran en los 6.000 y 10.000 metros.

 

 

    Cirroestratos: Velos nubosos trasparentes y blanquecinos que cubren total o parcialmente el cielo. Producen generalmente fenómenos de halo entre los 6.000 y 10.000 metros.

 

 

 

    Altocúmulos: Bancos o capas de nubes blancas y grises que tienen sombras propias de aspecto fibroso o difuso, se hallan entre los 2.000 y 5.000 metros.

 

 

 

 

 

    Altostratos: Mantos o capas nubosas grisáceas o azuladas de aspecto estriado, fibroso o uniforme que cubren prácticamente el cielo y que presentan partes suficientemente delgadas para dejar ver el sol al menos vagamente como a través de un vidrio deslustrado. También se encuentran entre los 2.000 y 4.000 metros.

 

 

 

 

 

    Nimbostratos: Capas nubosas grises frecuentemente sombrías cuyo aspecto resulta velado por las precipitaciones más o menos continuas de lluvia o de nieve. Pueden ocultar completamente el sol y se encuentran entre los 150 y 1.600 metros. Por debajo de esas capas existen frecuentemente nubes baja desgarradas o soldadas con aquéllas.

 

 

 

 

    Estratocúmulos: Bancos o capas de nubes grises o blanquecinas que tienen partes oscuras de aspecto no fibroso. Se encuentran entre los 500 y 1.600 metros.

 

 

 

 

    Estratos: Capas nubosas generalmente grises con base bastante uniforme que pueden originar llovizna, o prismas de hielo. Cuando el sol es visible a través de la capa, su borde se ve claramente recortado, el estrato no da lugar a fenómenos de halo salvo a muy bajas temperaturas. Se suelen hallar a menos de 500 metros de altura.

 

 

 

 

    Cúmulos: Nubes separadas, generalmente densas y de contornos bien recortados que se desarrollan verticalmente en forma de protuberancias de cúpulas o de torres cuya región superior parece con frecuencia una coliflor. Las partes de estas nubes iluminadas por el sol son a menudo de una blancura brillante, su base relativamente oscura es sensiblemente horizontal. Se hallan entre los 600 ó 1.600 metros.

 

 

 

 

 

    Cúmulonimbos: Nube densa y potente de dimensión vertical considerable en forma de montaña o de enormes torres. Una parte, al menos, de su región superior, generalmente es fibrosa o estriada y casi siempre aplastada. Esta parte se extiende a menudo en forma de yunque. Se encuentran entre los 300 y 1.700 metros de altura.

Por debajo de la base de esta nube, a menudo muy oscura, existen frecuentemente nubes bajas desgarradas y precipitaciones.

 

 

 

EVOLUCIÓN DE UNA BORRASCA

 

 

 

    En este esquema se representa por medio de isobaras alrededor de una baja presión una perturbación en su fase de mayor desarrollo en el hemisferio norte.

    Vemos a la izquierda el frente frío y a la derecha el cálido, así como una zona rayada que corresponde a la zona de lluvias.

    Si cortamos esta borrasca por un plano vertical X-Y obtendremos lo que representado en la parte inferior del esquema  podremos observar:

    Las clases de nubes en las distintas posiciones de la borrasca, las zonas frontales, la actuación del barómetro en las distintas posiciones de la borrasca, las distintas clases de tiempo, zonas de lluvia, etc.

 

 

 

    Este corte representado corresponderá al paso de la borrasca por el lugar donde nos encontramos, es decir, el plano vertical X-Y discurrirá sobre nosotros, con lo que si sabemos la velocidad de avance de la borrasca, podremos prever la clase de tiempo que tendremos.

 

FRENTES

 

    Los mapas meteorológicos están representados en base al campo de la presión, es decir, en base a las isobaras. También observamos en ellos dibujados los frentes.

 

    La atmósfera no es homogénea y está dividida en grandes masas de aire que se diferencian entre ellas, principalmente en su humedad y su temperatura.

Estas vastas porciones de atmósfera se mantienen homogéneas dentro de una misma región o área y en sentido horizontal, si bien al trasladarse fuera de sus regiones de origen, a causa de las leyes de circulación general atmosférica, modifican generalmente sus propiedades.

 

    Las masas de aire frío, generalmente árticas o polares, al descender a altitudes mas templadas contactan con superficies mas calientes. Las capas que sufren calentamiento provocan una inestabilidad al dar origen a un gradiente vertical de temperatura, que a la vez da origen  a nubosidad de tipo desarrollo vertical (cúmulos y cúmulonimbos), a vientos a ráfagas a precipitaciones en forma de chubascos; todo ello con buena visibilidad. Esta inestabilidad es tanto más acentuada cuanta más humedad tenga la masa de aire.

 

    Las masas de aire cálido proceden de las zonas tropicales o ecuatoriales y su función es estabilizadora, pues al discurrir sobre zonas o suelos más fríos y enfriarse sus capas  inferiores hacen disminuir el gradiente térmico vertical, por lo que los vientos serán de intensidad constante y más bien baja la nubosidad de tipo estratiforme, las precipitaciones en forma de lloviznas  suaves y continuas, con poca visibilidad.

 

    Si estas dos masas de aire frío y cálido se ponen en contacto dan origen  a una zona donde las propiedades de cada masa se mezclan. Esta zona se llama zona frontal  y su espesor puede variar de cientos de metros a millares.

 

    La intersección de esta zona frontal, que la consideramos como una superficie, con la tierra es lo que se llama frente. Las zonas frontales normalmente están inclinadas  debido al giro de la tierra y a las velocidades de las masas de aire.

 

    Los frentes pueden ser fríos, cálidos o estacionarios. Es frío aquel en que el aire frío desplaza al aire caliente, frente cálido en el que el aire caliente desplaza al frío y estacionario cuando no hay desplazamiento de masas, por lo que es poco activo.

 

PREDICCIÓN DEL TIEMPO

 

    Si bien para predecir el tiempo es necesario un dominio de la teoría y una larga experiencia, se pueden dar algunas indicaciones sencillas, que a la vista de un mapa del tiempo nos faciliten la interpretación del mismo.

    Del estudio de los mapas del tiempo, máxime si nos ayudamos del barómetro y termómetro y con las de tipo visual como nubes, brillo del sol y dirección del viento, se pueden sacar conclusiones fundamentales.

    En la observación de los mapas del tiempo debemos tener en cuenta:

 

 Dirección del viento: El viento gira en el sentido de las manecillas del reloj alrededor de una presión alta y en sentido contrario en una baja. La dirección del viento es el de las isobaras, si bien cerca del centro de la alta el viento se desvía hacia fuera, formando un ángulo entre 10 y 25 grados (dependiendo de la intensidad de dicha alta), y cerca del centro de las bajas  un ángulo hacia dentro de 10 a 20 grados

 

Intensidad del viento: La intensidad del viento va en función del gradiente barométrico. Cuanto más cercanas estén las isobaras más fuerte será el viento.

 

Desplazamiento de los frentes: Si no hay datos se les puede asignar una velocidad de 20 a 30 nudos (40 a 60 kilómetros por hora). En el hemisferio Norte de dirección de avance Este –Nordeste. En el hemisferio sur hacia el Este-Sudeste.

 

Veamos un ejemplo:

 

Tomamos los puntos C y D del mapa sobre los que podremos pronosticar el tiempo.

 

 

Punto C:

    Soplarán vientos del Noroeste  entre 25 y 35 nudos, (esta intensidad tan alta se deduce por el largo trayecto de las isobaras en la misma dirección, lo que quiere decir que los vientos soplan en esa dirección desde muy lejos y por ello han ido aumentando en intensidad). Disminución de la nubosidad quedando cúmulos y cúmulo nimbos, con aguaceros ocasionales, cada vez menos frecuentes, (esto se deduce por que se ve que ha pasado el frente frío y que normalmente se desplazara hacia el Este o Este-Noreste). Posteriormente el cielo quedara poco nuboso o despejado. El mar debe estar, por la intensidad del viento con olas entre  3 y 4 metros.

 

Punto D:

    Vientos del Noroeste de 35 a 40 nudos debidos a la orografía de Francia que encallejona el viento de esa procedencia, ya que el viento debería ser del Norte y le correspondería una intensidad menor ya que las isobaras no están muy juntas. La nubosidad será abundante por estar cerca del centro de una baja. La tendencia será de que la borrasca se desplace hacia el Este con lo que la corriente de vientos del Noroeste en el  Golfo de León disminuirá de fuerza, para posteriormente ser vientos variable

 

Las fotos de nubes son cortesía de  www.canaltiempo21.com