Unas Notas Sobre el Islam


 
 

Para poder entender un poco a los marroquíes (que son todos musulmanes, a excepción de una pequeña minoría de judíos), es necesario saber algo del Islam, que para ellos es mucho más que una religión; es la guía ofrecida por Dios (Alá) a toda la humanidad. Dicho de otra manera, es otra forma de vivir.

EL CORÁN

 La palabra Islam significa “sumisión a la voluntad de Dios”, tal como reveló el ángel Gabriel a Mahoma, el último de una línea de profetas (que incluía también a Jesucristo). Estas revelaciones, memorizadas y escritas durante la época de Mahoma, forman en conjunto  el Corán. Este es considerado como una trascripción de una tablilla conservada en el cielo en la que está escrito todo lo que ha sucedido y todo lo que sucederá, la palabra con autoridad de Dios. A excepción de los versículos del inicio y unos pocos pasajes en los que el ángel o el profeta hablan en primera persona, el narrador en el resto es el mismo Dios, que se comunica directamente con la humanidad, sin intermediarios. La “unicidad” de Dios constituye una de las principales diferencias entre el Islam y el Cristianismo (con su Santísima Trinidad); de hecho, el Corán reprueba a los cristianos por adorar a Jesús como hijo de Dios, ya que éste había dado ordenes expresas de no adorar a nadie más que a Él.

 La palabra Corán  (en árabe Qur´an) significa “el recital”. El libro consiste en 114 capítulos (surahs) y 6.232 versículos (ayahs). Para el musulmán devoto es un libro sagrado muy profundo que siempre será superior a otros libros. En épocas pasadas, los niños menores de 10 años debían aprender de memoria todos sus versículos. En la actualidad, no se espera esa proeza, pero las escuelas coránicas siguen existiendo y en los pueblos es corriente oír voces infantiles que cantan el Corán.

 El arte de la caligrafía surgió de la necesidad de producir una escritura lo suficientemente bonita y elaborada para ser vehículo de la palabra sagrada del Corán. Las primeras formas de caligrafía islámica fueron angulares y se conocían de forma genérica como escritura “cúfica”, y pronto se convirtió en la forma elegida para transcribir el Corán. Hacia el siglo XI los distintos países islámicos estaban desarrollando sus propias formas de caligrafía decorativa y la forma del Magreb es la más ampliamente usada en Marruecos en uno contexto religioso. Es elegante y fluida con curvas redondeadas y verticales fuertes, y con frecuencia se observa reproduciendo trozos del Corán en las paredes de mezquitas y medersas. El Corán no tiene ilustraciones (y los edificios religiosos carecen de arte figurativo),  ya que se cree normalmente que el Islam prohíbe cualquier tipo de representación figurativa. El debate continua no obstante para llegar a saber si el profeta estaba en contra de las imágenes o si las actitudes se endurecieron en este sentido a su muerte, llevando a creer que la representación de seres vivos era un atentado para usurpar la creatividad de Dios.

 EL PROFETA

 Mahoma –Mohammed-nació en la tribu quraisi de la Meca (Arabia), hacia el año 570 d.C. Su madre Amina, murió cuando él era aún un niño y fue criado primero por su abuelo y luego por su tío Abú Talib, jefe de los quarasi y comerciante de profesión. A los 25 años Mahoma se caso con Khadija, una viuda rica 15 años mayor que él, y que lo había empleado para que cuidara de sus camellos. Ella murió 24 años mas tarde, después de darle seis hijos.

La primera experiencia visionaria de Mahoma no tuvo lugar hasta los 40 años aproximadamente, época en que se había convertido en un hombre muy religioso, profundamente influido por las enseñanzas judías y cristianas y por el monoteísmo en particular. Se dice que las revelaciones del ángel Gabriel a Mahoma tuvieron lugar de forma periódica durante 22 años y cinco meses. Fueron memorizadas por “recordadores” profesionales llamados huffaz y también escritas por el secretario del profeta. Zaid ibn Thabit. El trabajo fue finalmente reunido en un volumen hacia el año 644, unos 12 años después de la muerte de Mahoma y es la versión original que aun se considera como la palabra verdadera de Dios.

PRIMEROS AÑOS DEL ISLAM

 La primera fecha absoluta en la historia del Islam es el año 622, cuando Mahoma se trasladó con sus seguidores de la Meca a Medina. En esa época ya era muy critico con el paganismo existente entre los habitantes de la Meca, y su doctrina de la unidad de Dios y sus críticas a la idolatría le crearon muchos enemigos allí. Los habitantes de Medina, por el contrario, lo recibieron con gusto como arbitro de sus disputas internas y estaban dispuestos a aceptar sus implicaciones religiosas siempre y cuando estuvieran de acuerdo con sus necesidades sociales y políticas. La migración de la Meca a Medina se conoce como la Hégira y los musulmanes comienzan a fechar su nueva era a partir de ella. En Medina fueron recibiendo cada vez mas ayuda y se adhirieron otros grupos árabes, a los que Mahoma autorizo para atacar las caravanas de la Meca. Por ultimo en el año 630. La Meca cayó en su poder y sus ídolos fueron destruidos. En el centro de la mezquita de la Meca estaba la Ka´ba o kaabar (casa de Dios), una estructura en forma de cubo que fue purificada y dedicada a Dios. El profeta murió dos años después. A Mahoma le sucedió su amigo devoto Abú Bakr, que se convirtió así en el primer califa (jefe) de los musulmanes. Al cabo de dos años cayó enfermo y murió y fue sucedido por Umar, que capturó para el Islam amplias zonas de los imperios romano ,persa y todo Egipto. Fue asesinado por un esclavo persa, tras lo cual un comité  formado por seis miembros de la tribu quarasi debatió sobre quien debería ser  el sucesor: Uthman, un miembro de la rama omeya de los quarasi, o Ali el yerno de profeta (marido de su hija Fátima), Eligieron a Uthman, quien gobernó durante 12 años antes de ser asesinado por unos amotinados. Hacia esa época, la expansión del imperio había decrecido y en casa crecía el descontento porque la gente tenía más tiempo para la política interna. Alí fue elegido sucesor de Uthman, pero mucha gente se opuso a ello, incluyendo a Muawiyah, gobernador de Siria, y miembros de la familia omeya, que pidió venganza por los asesinos de su primo Uthman. Alí fue también asesinado y sucedido por Muawiyah. En esa época ya se había desarrollado un gran abismo entre los seguidores de Alí (el  shi´at Al) o chiítas que creían en una sucesión basada en los descendientes lineales del profeta, y los que apoyaban a Muawiyah que decían seguir la sunnah, o vías del profeta y fueron conocidos como sunnies. Esto marcó el inicio de una amarga rivalidad entre las dos fracciones, tanto en lo religioso como en lo político que aún continua hoy en día en partes del mundo musulmán, aunque no en Marruecos, geográficamente distante del foco central del Islam. Marruecos es predominantemente suni.